Características de los tableros o madera MDF

Muebles multifuncionales para espacios pequeños
4 enero, 2018
Dormitorio distribuido
Cómo distribuir el dormitorio
4 enero, 2018
Ver todo

Características de los tableros o madera MDF

¿Qué es la madera mdf?

MDF significa tablero de fibra de densidad media, del inglés medium density fibreboard, también conocido como DM. Este tipo de tablero está fabricado a partir de fibras de maderas (aproximadamente un 85%) y resinas sintéticas comprimidas, lo que le aporta una mayor densidad de la que presentan aglomerados tradicionales o la madera contrachapada. Comúnmente se le llama madera MDF sin embargo esto no es exacto, ya que no estamos hablando de madera, sino de un producto derivado de ella.

 

Durante el proceso de fabricación se pueden añadir determinados productos químicos con el fin de añadir características adicionales al mdf, como repeler el agua o evitar la aparición de hongos o moho.

 

Presenta un color uniforme y a diferencia de la madera no tiene beta, lo que en parte facilita el trabajo con este tipo de tableros.

 

Una de las fundamentales características del mdf  es la presión o densidad, está nos diría el peso por metro cuadrado. Cuando hablamos de densidad media esta se sitúa entre 500 y 800 kg/m3, por encima de esta hablamos de alta densidad y por debajo de baja densidad. Desde un punto de vista estricto la densidad nos dirá que es mdf y que no es.

 

Ventajas de la madera mdf

El hecho de estar fabricado a partir de fibras de muy reducido tamaño, prácticamente polvo, permite que pueda ser tallada o fresada de manera similar a la madera maciza.

Una de las grandes ventajas del mdf frente a la madera maciza es su precio, mucho más competitivo.

No es necesario utilizar herramientas diferentes a la que podemos utilizar para trabajar con madera maciza o contrachapada.

La superficie de este tipo de madera es ideal para la utilización pinturas y barnices, sin embargo para conseguir un acabado perfecto es preferible utilizar pinturas a base de disolventes en lugar de pinturas al agua. El resultado es el mismo en todas las direcciones al no existir grano.

Es también un excelente soporte para chapas de madera, con las que se consigue una apariencia de madera de maciza. Se debe por un lado a su uniforme superficie y también al excelente comportamiento que tienen los adhesivos y colas sobre esta.

 

Desventajas del MDF

Uno de los principales inconvenientes de los tableros mdf es su poca resistencia al agua, incluso en aquellos que han sido tratados para este fin, por lo que su utilización para exteriores o lugares húmedos no es adecuada.

Es recomendable usar mascarilla y trabajar en un lugar abierto para evitar el polvo cuando se cortan o lijan tableros MDF ya que los compuestos químicos utilizados para la fabricación pueden ser perjudiciales. A corto plazo produce irritación en ojos, y a largo y en función del adhesivo utilizado para su fabricación hasta cáncer.

A la hora de atornillar cerca de los bordes es necesario avellanar para evitar que la cabeza del tornillo rompa la pieza, especialmente cerca de los cantos, y/o utilizar tornillos especiales para ello.

Es pesado, especialmente si lo comparamos con sus alternativas naturales como son los aglomerados o los contrachapados.

La densidad y características del MDF favorecen el desgaste de las herramientas. Sierras, fresas y otras herramientas deberán ser reparadas o sustituidas más asiduamente.

Las caras de los tableros mdf son una superficie ideal para pintar, sin embargo los cantos no lo son tanto. La textura no es la misma, y es bastante más poroso, por lo que el acabado es más complejo. Será necesario sellar los cantos y en algunos casos aplicar alguna capa mas.

La resistencia a la torsión y a impactos en las caras del tablero son buenas, sin embargo los golpes en cantos o esquinas estropean mucho el tablero.

 

¿Para qué se puede utilizar el MDF?

La madera MDF es un material ideal para la fabricación de muebles ya que trabajar con ella es muy sencillo: fácil de cortar, de mecanizar y no produce astillas. Además puede no ser necesaria la utilización de clavos o tornillos, ya que los pegamentos para madera presentan un muy buen rendimiento sobre esta madera.

 

Al ser una superficie ideal para pintar es recomendable su utilización para piezas grandes y lisas, por ejemplo para revestir paredes, donde también ofrece características adicionales como un buen aislamiento térmico y acústico.

 

También se usa mucho para la fabricación de todo tipo de mobiliario, puertas de cocina y también de paso, soporte para suelos laminados, etc.

 

Un uso habitual del mdf consiste en utilizarlo conjuntamente con molduras de madera maciza, de forma que el mdf se usa para los planos largos y lisos y las molduras se fijan para obtener el resultado deseado. Es frecuente en puertas, revestimientos de paredes e incluso mobiliario.

 

Formatos de los tableros MDF

Al tratarse de un tipo de madera industrial o técnica los tableros mdf pueden encontrarse en muy variados formatos, es decir, tamaños y espesores. Lo normal es encontrarlo en las medidas estándar, al igual que cualquier otros tablero, es decir de 244×122 y espesores de 5, 10, 16, 19 y 22. Sin embargo no será complicado encontrar otras medidas o incluso, si el pedido es lo suficientemente grande, fabricación a medida.

 

Fuente: http://www.maderassantana.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *